Categorías


Almejas

Elija nuestros productos simultáneamente.

Escoja entre el estado (Fresco / Cocido) y le aparecerán todos los productos disponibles.

Indique las unidades de cada uno según calibre (tamaño) y formato y pulse en Añadir al Carrito. Si deja la casilla vacía el sistema lo considerará como un 0.

!Ya está! !Es fácil y rápido!

Estado:
Formato Calibre   MARINERA (80/90 P/Kg)     M.GORDA (60/65 P/KG)     CUCHILLO (40/45 P/ KG.)     000 (30/35 P/KG.)  
  Envase 1 kg  
uds.
uds.
uds.
uds.
  Envase 200 gr  
uds.
uds.
uds.
uds.

Garantías producto

  • Producto Fresco
  • Proceso de depuración realizado
  • Producto de Temporada
  • Producto Europeo

Garantías Viveros San Antón

  • Cuida y respeta el Medio Ambiente
  • Experiencia de + de 30 años
  • Atención al cliente personalizada
  • Transporte especializado

e-commerce seguro

  • Fácil y seguro proceso de compra
  • Envio directo sin intermediarios
  • Entrega 24h./48h.
  • Garantía de entrega

    Disponibilidad: Todo el año;

    Origen: Galicia

    Almeja Fina: Tapes decusatus

    La almeja es un bivalvo que vive enterrado en la zona intermareal.

    Esta zona se convierte en un labradío donde los hombres y mujeres recogen este apreciado marisco.

    Tras la recolección la almeja se lleva a las lonjas para su venta mediante subasta.

    200 gramos por persona para comer en salsa

    6/10 ud por persona para comer crudas

    Su concha está formada por 2 valvas iguales unidas por un ligamento que favorece su apertura y cierre. Habitualmente se encuentra enterrado o semienterrados en la arena para lo cual emplea un órgano llamado pie que tiene forma de hacha y que adquiere su fuerza gracias a que es capaz de acumular agua de mar para hacer presión.

    La alimentación la realiza por filtración para lo cual emplea los sifones una especie de tubos que asoman) y de ello capta el agua y por el otro elimina el agua filtrada.

    Las líneas que se aprecian en sus valvas indican la edad del animal; algo parecido a lo que ocurre con los árboles.

    Se trata de una especie unisexual, es decir no hay machos ni hembras sino que la almeja tiene ambos sexos aunque se encuentran separados. La puesta o el desove tiene lugar entre mayo y junio.

    La almeja se recolecta mediante 2 sistemas prncipalmente y las vamos a nombrar de mejor a peor desde el pinto de vista de viabilidad para la almeja:

    • A la marca: Es la menos invasiva y consiste en fijarse las marcas que hace la almeja para respirar e ir cogiéndolas una a una.
    • Con rastro: consiste en remover la tierra con una especie de rastrillo para sacar las almejas enterradas e ir recolectándolas.

     

    Para que nos hagamos una idea una almeja del tamaño de la marinera puede tener 4-5 años y una para comer al limón 7-8 años

    Las almejas han de estar en frío y con suficiente cantidad de humedad. Por ello, lo ideal es que las mantenga hasta su preparación en el frigorífico tapadas por un paño de cocina húmedo.

    No las introduzca en agua dulce para lavarlas, están ya depuradas y lavadas.

    Este producto se puede hacer solo:

    • A la plancha
    • Al limón
    • A la marinera

    Ó  acompañado; podeís ver estas recetas en la web de karlos Arguiñano: www.hogarutil.com

    • Merluza en salsa verde con guisantes y almejas
    • Sopa de pescado
    • Pizza de gambas y champiñones
    • Empanadillas de almeja y brócoli
    • Cardo con almejas
    • Tarta de almeja y calabaza
    • Almejas rellenas
    • Rodaballo en salsa verde y almejas rebozadas
    • Lenguado a la meuniere con almejas
    • Kokotxas con almejas en salsa verde
    • Alcachofas con papatas y almejas
    • Bacalao con refrito de almejas

Las recetas Gourmet

Almejas a la marinera

Almejas a la Marinera. Aquí tenéis otra receta navideña por excelencia, las almejas a la marinera. Aunque es verdad que se comen todo el año cuando llega Navidad es muy común preparar las almejas de esta forma. Ya os conté hace tiempo que en algunos sitios las almejas a la marinera se preparan con mucho perejil y sin pimentón, en otros sitios, como en Cádiz, si que se preparan con pimentón (y el perejil va al gusto) y también hay sitios donde las almejas marineras tienen que llevar cebolla, jamón o incluso gambas. Yo me he decidido por preparar la receta como más me gusta pero si tu buscas unas almejas marineras con perejil y sin pimentón pásate por esta receta de Almejas en Salsa Verde. Por cierto no dejes de leer al final de la receta en la que te daré algunos consejos y algunos enlaces a otras recetas de amigos blogueros. A la cocina!!
Ingredientes para hacer Almejas a la Marinera (para 2 personas): 500 gramos de almejas grandes 3 dientes de ajo grandes 50 ml de aceite de oliva (5 cucharadas) 50 ml de vino blanco (5 cucharadas) (yo usé Fino de Jerez) 50 ml de agua (5 cucharadas) 1 cucharada pequeña con harina de trigo 1/2 cucharada pequeña con pimentón dulce (yo usé Pimentón de La Vera) sal perejil (opcional)
Lo primero será limpiar bien las almejas para quitarle toda la arena posible. Ponlas en un cacharro bien tapadas con agua y un par de cucharadas de sal. Déjalas en remojo de 2 a 3 horas. Si no tienes tiempo déjalas al menos media hora. Pasado este tiempo escurrimos, enjuagamos bajo el grifo y volvemos a escurrir. Si ves alguna almeja rota mejor tirarla por si está muerta y estropea el resto del plato. En una sartén grande (para que las almejas no se amontonen) ponemos todas las almejas bien escurridas y los 50 ml de agua. Ponemos a fuego medio y tapamos (si la tapa es de cristal mejor, así podemos ver cuando se abren). Dejamos al fuego hasta que se abran todas las almejas meneando la sartén para que todas reciban el calor por igual. Cuando la almejas estén abiertas las pasamos a un bol y las tapamos con un paño húmedo (no chorreando) para que no se sequen. Colamos el caldo que queda en la sartén con un escurridor de tela o con gasas de malla muy fina para quitar la arena que hayan podido soltar las almejas. Ésto es especialmente importante si no pudimos tener las almejas en remojo demasiado tiempo. Reservamos el caldo. Pelamos los ajos y los cortamos en rodajas. En una sartén limpia ponemos el aceite y los ajos a fuego medio. Dejamos que el ajo tome color poco a poco, es importante que se doren pero sin que se quemen. Cuando el ajo esté dorado apartamos la sartén del fuego, esperamos 10 segundos y añadimos (en este orden) primero la harina y luego encima de ésta el pimentón. Removemos bien, añadimos el vino y ponemos de nuevo al fuego. Ahora hay que dejar que el alcohol del vino se evapore poco a poco, así que deja a fuego medio bajo y cuando lleve 5 minutos prueba la salsa con una cuchara, si notas un sabor extraño (es el alcohol del vino) deja un rato más y luego vuelve a probar. Cuando el vino esté bien reducido (y no sepa a alcohol) añade el caldo que tenemos reservado de cuando abrimos las almejas. Deja a fuego medio que se reduzca y cuando le falte poco para estar con el espesor que a ti te guste prueba de sal. Normalmente no hace falta añadir nada pero si ves que lo necesita añade una pizca de sal con la punta de los dedos. Ahora añade las almejas para que tomen calor y se mezclen con la salsa y espera a que termine de espesar ésta. Si quieres puedes espolvorear un poco de perejil fresco bien picado (yo no lo hice en esta ocasión y no es imprescindible). Y listo … fuera de la cocina y a comer!!